Blog

El steak de la libertad: el día que la hamburguesa fue anti-americana

Hace algún tiempo os contamos tres o cuatro cosas sobre el curioso origen de la hamburguesa. En aquella ocasión os explicamos que el nombre de nuestro plato favorito en el mundo se debía al gentilicio de Hamburgo, ciudad del norte de Alemania. Pues bien, hoy os traemos una contra-historia no menos llamativa directamente de los anales de la II Guerra Mundial.

En Estados Unidos nadie puede cuestionar la importancia de la hamburguesa en su gastronomía. Sin embargo, durante los años de la guerra un sentimiento anti-alemán recorrió el país, afectando también al modo en que muchos estadounidenses se referían a la comida. Para evitar las resonancias alemanas del nombre hamburguesa, durante la guerra pasó a llamarse liberty steak, es decir, steak de la libertad.

Puede resultar sorprendente, pero lo es aún más cuando descubrimos que, de hecho, no era la primera vez que sucedía algo así: durante la I Guerra Mundial el chucrut fue rebautizado como liberty cabbage (col de la libertad). Tampoco sería la última: en las cafeterías del Congreso las patatas fritas (en inglés, French fries, o francesas fritas) recibieron el nombre de freedom fries (fritas de la libertad) después de que Francia se opusiera a la invasión de Irak. Estos episodios hoy quedan en anécdotas, y comernos una enorme hamburguesa acompañada de sabrosas patatas fritas sigue siendo uno de los grandes placeres de la vida.

Síguenos en redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.